Sistema SATE; qué es y cómo funciona para el aislamiento de fachadas

(Votos: 4 Promedio: 5)

sistema sate aislamiento de fachadas
27/07/2021

El sistema SATE es un sistema de aislamiento térmico por el exterior que consiste en un panel aislante, adherido a un muro, habitualmente con adhesivo y fijación mecánica. El aislante se protege con un revestimiento que se aplica directamente sobre él y que está constituido por una o varias capas de morteros, una de las cuales lleva una malla como refuerzo. En la actualidad es uno de los sistemas más utilizados para el aislamiento de fachadas, especialmente en proyectos de rehabilitación.

Es especialmente importante respetar la concepción del SATE como un sistema integral para el aislamiento de fachadas. Esto supone que cada componente forma parte del conjunto, asegurando así la compatibilidad del sistema y el mejor resultado.

Propiedades técnicas del sistema SATE

Las principales propiedades técnicas de un sistema SATE para el aislamiento de fachadas son la reducción de puentes térmicos, la disminución de las oscilaciones térmicas y la preservación del medio ambiente. En cuanto a la reducción de puentes térmicos, tradicionalmente no se le ha prestado la atención que merece considerando que es una parte de la envolvente en la que las propiedades térmicas se ven mermadas considerablemente respecto al resto de la fachada. La solución más efectiva para el tratamiento de estos puentes térmicos en obra nueva y, sobre todo en rehabilitación, es la instalación de un SATE, ya que es la única manera de aislar del exterior estas zonas más sensibles del cerramiento.

Por otro lado, cabe destacar que es una de las principales causas de la aparición de fisuras en las fachadas son las oscilaciones térmicas a las que se ven sometidas debido a los continuos cambios climáticos, que provocan contracciones y dilataciones en los componentes del cerramiento, incluido el revestimiento. Frecuentemente acaban por producir fisuras en él por incompatibilidad de deformaciones.

Con la colocación del aislante por la parte exterior del edificio se limitan los saltos térmicos en todos los materiales que están situados por detrás de él. Por ello, disminuyen las solicitaciones mecánicas de origen térmico y se mantienen estables la envoltura exterior y la estructura del edificio. Además, el SATE también mejora el comportamiento de la fachada ante el agua y contribuye al mantenimiento de los materiales de construcción. E impide la degradación causada por las infiltraciones de agua, fenómenos de disgregación, manchas, mohos, etc. debidas a la aparición de grietas y fisuras originadas por las oscilaciones de temperatura.

Otras propiedades del sistema

Entre otras propiedades del SATE se encuentran las siguientes:

  • La instalación de un SATE se realiza tratando de minimizar las molestias para los usuarios en el interior de sus viviendas (polvo, eliminación de escombros, simplificación de las fases de elaboración y disminución de los tiempos).
  • El sistema revaloriza económicamente el inmueble, mucho más que la simple restitución de la fachada.
  • Con este sistema no se reduce el espacio habitable interior en las viviendas.
  • Excluye la necesidad de eliminar el enfoscado viejo, excepto cuando existan riesgos de desprendimiento.
  • Son respetuosos con el medio ambiente al no dispersar sustancias contaminantes, no contener sustancias nocivas para el medio ambiente, reciclarse y reducir las pérdidas energéticas.
  • Al mejorar el aislamiento térmico en la envolvente de un edificio, permite alcanzar criterios de sostenibilidad.
  • Los sistemas SATE se suministran de forma integral, de esta forma se asegura la compatibilidad de los componentes.

Preservación del medio ambiente

El SATE es un sistema respetuoso con el medio ambiente, ya que disminuye el uso de energía para la climatización de los hogares, generando además de un ahorro en energía, una disminución de las emisiones de CO2.

Es evidente que no solo se consigue optimizar el estado de las viviendas y el confort de sus habitantes, sino que de forma global esa mejora de la calidad de vida repercute en la protección del planeta.

Clases de soportes

La correcta aplicación de un SATE pasa por contar con un soporte adecuado. De no ser así, deberá ser tratado previamente. El soporte debe tener unas características mínimas de estabilidad, cohesión, resistencia, planimetría, contenido de humedad entre el 5 y el 10% y limpieza.

Se consideran soportes aptos para aplicar el sistema SATE, tanto en obra nueva como rehabilitación, los siguientes:

  • Fábricas de ladrillo cerámico, revestidas o no.
  • Bloques de termoarcilla.
  • Bloques de arcilla expandida.
  • Bloques de hormigón.
  • Bloques de hormigón celular.
  • Paredes o muros de hormigón.
  • Paneles de cemento.
  • Paneles prefabricados de hormigón.
  • Paneles de madera, contrachapados, OSB…

Por qué es importante el aislamiento de fachadas

Existen los motivos principales para aislar se encuentran las razones de habilitabilidad y confort. El sistema SATE mejora la inercia térmica de los cerramientos al estabilizar la temperatura interior de la vivienda y evitar las inconfortables variaciones térmicas dentro de ella. Asimismo, evita las oscilaciones térmicas en el conjunto de los cerramientos y de la estructura del edificio. Por tanto, ayuda a mejorar su comportamiento y evita las patologías relacionadas con las dilataciones y contracciones que en ellos se producen.

Por último, cabe destacar que España está comprometida con la disminución de gases de efecto invernadero, la protección de reservas medioambientales y el desarrollo sostenible del planeta. En este sentido, la UE insta a sus países miembros a impulsar estrategias a largo plazo destinadas a movilizar inversiones en la renovación de edificios residenciales y comerciales para mejorar el rendimiento energético del parque inmobiliario.

aislamiento termico exterior sate

Componentes de un SATE

El SATE es un sistema de aislamiento térmico por el exterior cada vez más utilizado y que está compuesto de forma general por:

  • Mortero de fijación. Se trata de un mortero polimérico de conglomerantes hidráulicos, cargas minerales y aditivos especiales que debe ser mezclado mediante agitación mecánica y que sirve para adherir los paneles aislantes sobre el soporte.
  • Panel aislante. Aunque podemos encontrar en el mercado paneles aislantes de corcho, de fibra de madera, etc., los materiales de aislamiento térmico generalmente más utilizados en este tipo de sistemas son:
    • EPS: Poliestireno expandido
    • XPS: Poliestireno extruido
    • MW: Lana mineral
    • PU: Poliuretano
    • PF: Espuma Fenólica
  • Fijación mecánica. Es un elemento importante y debe adaptarse al soporte en función del aislante y su espesor. Deben cumplir con los requisitos normativos, incluidos en la ETAG014 donde se establecen las bases para evaluar los anclajes utilizados para la fijación mecánica de los paneles del aislamiento térmico, en base a los diferentes sustratos que podamos encontrarnos. Para determinar la longitud de espiga adecuada al SATE deben seguirse los criterios siguientes:
  • Tipo de soporte
    • Sistema de perforación
    • Elementos de fijación
  • Capa Base. Se compone de 2 capas, y suele ser un mortero polimérico de conglomerantes hidráulicos, cargas minerales y aditivos especiales que debe ser mezclado mecánicamente. También existen morteros con conglomerantes orgánicos, libres de cemento que endurecen por secado por lo que habrá que controlar las condiciones de humedad durante su aplicación para evitar que el tiempo de endurecimiento aumente de forma significativa.
  • Malla de refuerzo. La malla de fibra de vidrio debe tener buena resistencia a los álcalis y cumplir con las especificaciones de ETAG 004.
  • Capa de imprimación. Se trata de una capa muy delgada que facilita la posterior aplicación de la capa de acabado. Su función es la de unir la capa base y la de acabado.
  • Capa de acabado. Tiene como función principal proteger el sistema del exterior, de la radiación solar, la lluvia u otros agentes externos, contribuye a la impermeabilidad al agua de lluvia y la permeabilidad al vapor de agua. Asimismo, al ser la última capa, la parte más visible del sistema, tiene una función estética confiriéndole al edificio color y textura. El espesor de la capa de acabado dependerá de su naturaleza, composición y del acabado final, liso, rugoso etc. En la actualidad las opciones de acabados son muchísimas y la combinación de ellas hace que sean innumerables las posibilidades de diseño. El uso de colores oscuros en los revestimientos finales debe validarse cuidadosamente, por ello es importante conocer el coeficiente de absorción de la radiación solar (α).
  • Accesorios. Una parte decisiva del SATE son los accesorios, que deberán ser en cada caso los recomendados por el fabricante del sistema, para asegurar y garantizar el resultado. Entre los más utilizados podemos encontrar:
    • Perfil de arranque
    • Perfil lateral o de cierre
    • Perfil cantonero
    • Perfil cantonero con malla
    • Perfil cantonero de ángulo variable con malla
    • Perfil de coronación
    • Perfil con goterón
    • Perfil de esquina
    • Perfil de junta ventana
    • Perfil de despiece
    • Perfil de alfeizar
    • Perfil de junta de dilatación
    • Perfil de encuentro con marco

Aspectos a tener en cuenta en un sistema SATE

Si utilizamos distintos componentes sin que estén concebidos para trabajar conjuntamente como un sistema así elaborado, es muy probable que el resultado final no sea el esperado y no obtengamos los resultados que buscamos. Por ello, todos los componentes de un SATE deben estar concebidos y ensayados de forma conjunta para el uso que se va a dar al sistema. Esto debe respetarse desde la fase de prescripción hasta la del servicio postventa, pasando por el suministro y por la aplicación.

A esto hay que añadir que la aplicación se realice por personal capacitado que instale el sistema siguiendo las indicaciones del fabricante. Si se sustituye uno de los componentes no se puede garantizar el comportamiento del sistema. Así pues, es necesario exigir que el SATE empleado disponga del aval de una ETE o Evaluación Técnica Europea.

sate ejemplo

Aplicación del sistema

El procedimiento de aplicación implica el cumplimiento de las siguientes condiciones generales:

  • El soporte debe tener unas características mínimas de estabilidad, cohesión, resistencia, planimetría, contenido de humedad y limpieza.
  • Se deberán respetar las juntas de dilatación existentes en el edificio mediante los procedimientos de ejecución adecuados.
  • No aplicar los morteros con una temperatura ambiente inferior a 5º C o superior a 30º C.

Durante la instalación del sistema es recomendable proteger la fachada de cualquier inclemencia meteorológica. Se puede hacer mediante la utilización de lonas de protección colocadas en los andamios.

Resolución de puntos singulares

En cuanto a la resolución de puntos singulares debe destacar:

  • Puertas y ventanas: para la correcta aplicación de un SATE hay que prestar especial atención a los cantos de los huecos de ventanas o puertas. Y a las discontinuidades entre materiales.
  • Alféizares: debajo de la pieza que hace el alfeizar debe colocarse una placa aislante para evitar la formación de puentes térmicos.
  • Aleros y albardillas: en los encuentros del sistema con aleros, cornisas y albardillas debe realizarse una junta elástica de 5 mm, para evitar que se transmitan los movimientos de estos a las placas.
  • Zócalos: hay que separar del pavimento el arranque del aislamiento con un zócalo que se recomienda impermeabilizar.
  • Esquinas: las esquinas deben estar protegidas con perfiles metálicos o de PVC que sirven para reforzar estos puntos críticos, además de facilitar la obtención de una verticalidad y uniformidad adecuadas para un acabado idóneo. Se recomienda utilizar esquineros con malla.
  • Emplazamiento del andamio: se recomienda el uso de andamio tubular, que debe colocarse de forma que la distancia libre entre la fachada y la parte más cercana del andamio sea superior al espesor del aislamiento más 8 cm.

Mantenimiento de un sistema SATE

La duración de un sistema SATE se puede igualar a la de un edificio y, como cualquier otro tipo de fachada, siempre que la ejecución del sistema se haya realizado correctamente.

Tiene, por tanto, un envejecimiento natural que hará necesario en el tiempo adoptar medidas de conservación y mantenimiento, y siempre atendiendo a las especificaciones de un profesional.

Normativa de aplicación

La DEE, Documento de Evaluación Europeo (antes Guía DITE 004), establece los criterios de trabajo y procedimientos de ensayos para la elaboración y concesión de un ETE para SATE. En ella se recogen los métodos para verificar el comportamiento de estos sistemas considerando, por un lado, el sistema completo, y por otro los componentes. Los métodos consisten en ensayos, cálculos, experiencia técnica, experiencia de obra, etc.

El ETE (antes DITE) es la evaluación técnica favorable de la idoneidad de un producto para el uso asignado, fundamentalmente en el cumplimiento de los requisitos esenciales previstos para las obras en las que se utiliza dicho producto. Los emiten los OET organismos de evaluación técnica pertenecientes a la EOTA y tienen validez en todo el ámbito europeo.

En España, el ITeC es el organismo autorizado para la evaluación de productos sin norma e innovadores en el seno de la EOTA desde 1996 y ha sido designado como OET desde marzo de 2013 para todas las áreas de producto.

Sate y CTE

En España, ante la necesidad de establecer reglas y procedimientos que permitan cumplir las exigencias básicas de ahorro de energía, además de otros requerimientos de la LOE (Ley de Ordenación de la Edificación), se aprobó en 2006 el CTE, Código Técnico de la Edificación y con él, el DB HE (Documento Básico, Ahorro de Energía), que fue revisado por última vez en el año 2013 y modificado en 2017 para adaptar su contenido a lo establecido en la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 19 de mayo de 2010 de eficiencia energética de los edificios. Recientemente, en diciembre de 2019 se aprobó el Real Decreto que modifica el CTE con importantes cambios en el DB HE.

Asimismo, a nivel nacional se dispone de un Reglamento Particular del Certificado de Conformidad de AENOR para productos aislantes térmicos para aplicación en la edificación, utilizados en sistemas compuestos de aislamiento térmico por el exterior.

Fuente: ANFAPA – Asociación de Fabricantes de Morteros y SATE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Estás a un paso de suscribirte!

Déjanos tus datos a continuación:

Responsable » Todo Fachadas Scoop Pequeña Finalidad » Comunicación de noticias y novedades relacionadas con el sector de reformas energéticas de edificios y viviendas. Legitimación » Tu consentimiento. Destinatarios » Tus datos los guardará SiteGround, nuestro proveedor de hosting, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos.

Responsable » Todo Fachadas Scoop Pequeña. Finalidad » Comunicación para la intención relacionada con este formulario. Legitimación » Tu consentimiento. Destinatarios » Tus datos los guardará SiteGround, nuestro proveedor de hosting, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos.