Normativa de fachadas ventiladas: documentos básicos del CTE

(Votos: 4 Promedio: 5)

documentos basicos cte fachada ventilada
05/05/2021

El Código Técnico de la Edificación (CTE) recoge los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad de los edificios que son de obligado cumplimiento por la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE). Los distintos Documentos Básicos del CTE recogen las exigencias básicas que deben cumplir las fachadas ventiladas, tal y como recoge el Manual de Fachadas Ventiladas de la Asociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas (Asefabe).

DB SE. Seguridad Estructural

Los sistemas exteriores de fachadas ventiladas no contribuyen a la estabilidad de la edificación. Por lo que no son de aplicación los requisitos del Documento Básico de Seguridad Estructural del CTE.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que el comportamiento estructural del sistema de revestimiento para fachadas ventiladas debe ser tal que no comprometa el cumplimiento del resto de exigencias básicas. Además, debe resistir y transferir a los apoyos las cargas propias y esfuerzos horizontales, con una deformación admisible, de acuerdo al Documento Básico de Seguridad Estructural – Acciones en la edificación del CTE.

Sistema de fachada

El sistema de fachada debe soportar las distintas cargas: peso propio, viento, solicitaciones higrotérmicas o sismo:

  • Peso propio del sistema: se deben limitar las deformaciones verticales.
  • Resistencia a la carga de viento: se debe diseñar teniendo en cuenta el comportamiento a succión en las esquinas.
  • Acciones térmicas: teniendo en cuenta la absorción de dilataciones/contracciones por el sistema.
  • Sismo: se debe diseñar teniendo en cuenta lo establecido en la NCSE-02.

En el proyecto se debe comprobar la estabilidad, resistencia y deformaciones admisibles. El cálculo se particulariza en función de la localización y altura del edificio y el sistema exterior seleccionado.

DB SI Seguridad en caso de Incendio: reacción al fuego

La reacción al fuego de los elementos que componen una fachada ventilada, es decir, su contribución al incendio, debe cumplir con las clases Euroclases indicadas en el Documento Básico de Seguridad en caso de Incendio (DB SI) del CTE según uso del edificio, altura, distancia a vía pública y otros parámetros a evaluar.

El sistema Euroclases es un método de clasificación armonizado en la Unión Europea que clasifica los materiales según varios parámetros. Para materiales de edificación, la reacción al fuego de los materiales se evalúa según su grado de combustibilidad, la opacidad de los humos que se generan y la caída de partículas y gotas, inflamadas o no, y se clasifican según la norma UNE-EN 13501-1.

Grado de combustibilidad

Según el grado de combustibilidad, los materiales se clasifican de la A a la F (de menos a más combustible), según la opacidad del humo generado de la s1 a la s3 (de menos a más opaco) y según la caída de partículas y gotas, de la d0 a la d2.

Cada componente de revestimiento de la fachada individual tiene características diferentes que muestran su nivel de seguridad contra incendios. Se mide por el potencial calorífico, la cantidad de material combustible por m². Y los productos se ensayan y clasifican según su seguridad contra incendios en las anteriores clases.

Incendios: requisitos del CTE-DB SI

En el Código Técnico de la Edificación se indican dos requisitos relacionados con la protección contra incendios destacables, relativos a medianerías y fachadas y a espacios ocultos. La clase de reacción al fuego de los sistemas constructivos de fachada que ocupen más del 10% de su superficie será en función de la altura total de la fachada.

Dicha clasificación debe considerar la condición de uso final del sistema constructivo. Incluyendo aquellos materiales que constituyan capas contenidas en el interior de la solución de fachada y que no estén protegidas por una capa que sea EI30 como mínimo.

Clasificación en función de la altura de la fachada

Los sistemas de aislamiento situados en el interior de cámaras ventiladas deben tener al menos la siguiente clasificación de reacción al fuego en función de la altura total de la fachada:

  • D-s3,d0 en fachadas de altura hasta 10 m.
  • B-s3,d0 en fachadas de altura hasta 28 m.
  • A2-s3,d0 en fachadas de altura superior a 28 m.

Debe limitarse el desarrollo vertical de las cámaras ventiladas de fachada en continuidad con los forjados resistentes al fuego que separan sectores de incendio. La inclusión de barreras E30 se puede considerar un procedimiento válido para limitar dicho desarrollo vertical.

En aquellas fachadas de altura igual o inferior a 18 m. cuyo arranque inferior sea accesible al público desde la rasante exterior o desde una cubierta, la clase de reacción al fuego, tanto de los sistemas constructivos de fachada que ocupen más del 10%, como de aquellos situados en el interior de cámaras ventiladas en su caso, debe ser al menos B-s3,d0 hasta una altura de 3,5 m como mínimo.

DB SUA. Seguridad de Utilización y Accesibilidad

El CTE no especifica exigencias relativas a la seguridad de utilización para los sistemas de fachadas ventiladas. Se recomienda la justificación de los ensayos de resistencia al impacto de cuerpo duro y resistencia al impacto de cuerpo blando.

Además, se debe garantizar la equipotencialidad de la fachada (subestructura conectada a tierra).

DB HE. Ahorro de Energía

La solución completa de cerramiento debe satisfacer las exigencias del DB HE. A efectos de cálculo, la cámara de aire del sistema tiene la consideración de “cámara de aire muy ventilada”. Y la resistencia térmica total del cerramiento se obtiene despreciando la resistencia térmica de la cámara de aire y de las demás capas entre la cámara de aire y el ambiente exterior, e incluyendo una resistencia superficial exterior correspondiente al aire en calma igual a la resistencia superficial interior del mismo elemento.

Por otra parte, el uso de soluciones constructivas con parámetros característicos iguales no garantiza el cumplimiento de la exigencia, pero debería conducir a soluciones próximas a su cumplimiento. Desde el punto de vista de permeabilidad al aire, no es función de la fachada ventilada garantizar este requisito.

DB HS Salubridad

La solución completa de cerramiento debe garantizar el grado de impermeabilización mínimo exigido en el DB HS, para garantizar la exigencia básica de protección frente a la humedad (HS1).

En el caso de fachadas ventiladas de junta abierta, el agua penetra en la cámara. Por tanto, el sistema se debe diseñar para su correcto drenaje. El aislamiento puede incorporar una lámina impermeabilizante para evitar la absorción de agua. La estanquidad al agua la debe aportar el muro soporte.

Cerramiento completo

Para el cerramiento completo se debe realizar el cálculo oportuno de limitación de las condensaciones. Se establecen cinco grados de impermeabilidad. El grado 1 se asocia a edificios de reducida altura, no expuestos y situados en una zona poco lluviosa. Mientras que un grado 5 pertenecería a la máxima exposición.

El criterio de evaluación debe ir en la línea de no permitir la entrada de aire al interior del edificio. Garantizando así la estanqueidad al aire de la hoja interior. Así, se recomienda el análisis de los puntos singulares y de los encuentros entre elementos de fachada.

DB HR. Protección frente al ruido

La solución completa de cerramiento debe garantizar el cumplimiento del requisito de protección frente al ruido del CTE. Se estudia la solución constructiva del encuentro de la fachada con los elementos de separación vertical, de manera que se evite la transmisión del ruido por flancos.

El CTE distingue entre recintos protegidos y recintos habitables. Un recinto habitable es un recinto interior destinado al uso de personas cuya densidad de ocupación y tiempo de estancia exigen unas condiciones acústicas, térmicas y de salubridad adecuadas. Se consideran recintos habitables los siguientes:

  • Habitaciones y estancias (dormitorios, comedores, bibliotecas, salones, etc.) en edificios residenciales.
  • Aulas, salas de conferencias, bibliotecas, despachos, en edificios de uso docente.
  • Quirófanos, habitaciones, salas de espera, en edificios de uso sanitario u hospitalario.
  • Oficinas, despachos; salas de reunión, en edificios de uso administrativo.
  • Cocinas, baños, aseos, pasillos. distribuidores y escaleras, en edificios de cualquier uso.
  • Cualquier otro con un uso asimilable a los anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Estás a un paso de suscribirte!

Déjanos tus datos a continuación:

Responsable » Todo Fachadas Scoop Pequeña Finalidad » Comunicación de noticias y novedades relacionadas con el sector de reformas energéticas de edificios y viviendas. Legitimación » Tu consentimiento. Destinatarios » Tus datos los guardará SiteGround, nuestro proveedor de hosting, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos.

Responsable » Todo Fachadas Scoop Pequeña. Finalidad » Comunicación para la intención relacionada con este formulario. Legitimación » Tu consentimiento. Destinatarios » Tus datos los guardará SiteGround, nuestro proveedor de hosting, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos.