Forjado sanitario, todo lo que necesitas saber

(Votos: 5 Promedio: 5)

forjado sanitario que es
23/12/2021

Cuando hablamos de los elementos estructurales de un edificio, el forjado es uno de los más importantes. Puede ser  horizontal o inclinado (en cubiertas), y soporta su propio peso y las sobrecargas de uso. Dichas cargas se transmiten al terreno mediante otros elementos de la estructura, como vigas, pilares, muros y cimentación. Y también puede ser un forjado sanitario.

Si bien un forjado forma parte de la estructura horizontal de las diferentes plantas de un edificio, siendo capaz de solidarizar horizontalmente los diversos elementos estructurales, el forjado sanitario tiene otras características añadidas. Por eso, en este caso nos vamos a centrar en definir qué es en un forjado sanitario y para qué sirve, además de analizar sus singularidades, las diferencias que le distinguen de la solera ventilada y algunos de los diferentes tipos, entre otras cuestiones.

Qué es un forjado sanitario

Un forjado sanitario es, en la medida que se trata de un forjado, un elemento de la estructura horizontal de una edificación, que se realiza dejando una cámara de aire entre el forjado de la vivienda y el terreno que sirve como aislamiento contra la humedad, es decir, su función principal es impedir el paso de la humedad al interior de la vivienda.

La realización de este tipo de forjados históricamente ha ido relacionado con el de salubridad, de ahí la nominación de “sanitario”. El motivo es que evitan la humedad y, por consiguiente, las enfermedades asociadas tanto a los inquilinos como a la estructura (mohos, hongos, etc.).

Para qué sirve

El forjado sanitario sirve, principalmente, para eludir el contacto directo del primer forjado del edificio con la tierra. De esta manera se evita la humedad por capilaridad y se mejora el aislamiento térmico. La cámara de aire del forjado sanitario debe estar debidamente ventilada para conseguir que no se acumule humedad dentro de ella.

Esa ventilación, de hecho, es la que evita la acumulación de gas radón, una sustancia natural muy nociva para la salud (es una de las principales causas de cáncer de pulmón), que se produce en locales poco ventilados en contacto con el terreno. El radón es un gas radiactivo incoloro, inodoro e insípido que se produce por desintegración radiactiva natural del uranio presente en suelos y rocas. El radón emana fácilmente del suelo, ya que generalmente se filtra en los edificios por las grietas, los espacios alrededor de las tuberías o cables, etc.

Sin embargo, cuando el gas radón se encuentra al aire libre, se diluye hasta niveles que no presentan peligro alguno para la salud. Por tanto, la ventilación del forjado juega un papel muy importante para prevenir la filtración de este gas en viviendas de nueva construcción.

Además, el forjado sanitario también sirve cómo regulador de la temperatura, aunque no de la misma forma que las cámaras de aire de los muros o cerramientos, pero su existencia ayuda a mantener el calor dentro del edificio.

Características de un forjado sanitario

La altura normal en la construcción de esta estructura de hormigón es de entre 0,50 a 1,00 m sobre el terreno con la idea que pueda acceder una persona para poder revisar las bajantes pluviales y red de saneamiento de la vivienda, y así poder realizar tareas de mantenimiento, incluso del mismo forjado, en el caso de que fuesen necesarias.

Aunque el forjado siempre es necesario y más que aconsejable, la zona geográfica en la que se ubique la vivienda, la climatología, así como el tipo y la calidad del suelo, hacen que los problemas de humedad por capilaridad puedan ser más o menos proclives. Por ese motivo, es imprescindible contar con materiales de buena calidad que aseguren un forjado excelente.

Una ventaja del forjado sanitario es su instalación. Es muy rápida y sencilla en comparación a sistemas tradicionales con lo que se ahorra mucho tiempo en la ejecución debido a que no es necesario apuntalar.

Además, el forjado sanitario deberá incluir aislantes térmicos e hidrófugos. Los elementos principales serán las viguetas autorresistentes o autoportantes y las bovedillas. Estas podrán ser cerámicas, de mortero de cemento o de poliestireno expandido.

El forjado y la vigueta deberán cumplir el Real Decreto 1630/1980 sobre Fabricación y Empleo de Elementos Resistentes para Pisos y Cubiertas y la vigente Instrucción para el Proyecto y Ejecución de Forjados: EF-96.

Forjado sanitario ventilado y ventilación del forjado sanitario

Como ya he comentado anteriormente, con la correcta ventilación de un forjado sanitario se conseguirá evitar varios problemas, como la humedad y el gas radón. Una adecuada ventilación permite que este gas radioactivo sea expulsado a la atmósfera, se diluya y la amenaza que supone para la salud haga lo propio. Del mismo modo, la aireación evitará las humedades por capilaridad.

A la hora de realizar la ventilación del forjado sanitario, existen varias alternativas. Será necesario estudiar con atención cada caso ya que, dependiendo de las condiciones singulares de cada proceso, unas serán más adecuadas que otras.

forjado sanitario ventilado

Una alternativa es colocar rejillas conectadas a la cámara de aire del forjado sanitario en posiciones contrapuestas, para generar corrientes de aire es una de las alternativas más habituales. Otra opción muy común es instalar unos tubos que conecten la rejilla colocada en el exterior con el forjado sanitario y mediante un extractor o ventilación natural, inducir una corriente que facilite la ventilación y renovación de aire y que, en última instancia, conduzca el aire viciado y/o el gas radón hacia el exterior.

Alternativas al forjado sanitario

Solera ventilada

La solera ventilada es un sistema formado por pequeñas piezas que funcionan como encofrado perdido, es decir, que no es posible su reutilización para posteriores usos, y que permiten separarse puntualmente del terreno, a la vez que se apoyan directamente sobre un hormigón de limpieza.

Mientras el forjado sanitario permite que haya tierra bajo la vivienda, en el caso de la solera ventilada se ha de disponer una capa de hormigón de limpieza en toda la superficie.

Tipos de forjado sanitario

En realidad, no hay una sola forma de construir un forjado sanitario, aunque aquí vamos a explicar varios tipos. Los forjados pueden ser bidireccionales o unidireccionales, en función de cómo estén construidos y de cómo distribuyan la carga a otros pilares.

Forjado unidireccional (viguetas y bovedillas)

Los forjados unidireccionales están dispuestos para transmitir la carga en una sola dirección hacia las vigas o muros de carga y para ello necesitan apoyo en dos de sus extremos. Esa carga se reparte hacia abajo, con lo que todo el peso recae sobre la estructura. Este tipo de forjados puede construirse de diversos materiales, aunque lo más habitual sea el hormigón o algún tipo de metal.

Aunque no son los únicos, los forjados unidireccionales más populares son lo que se componen de viguetas y bovedillas. Mientras que la vigueta (de hormigón, acero o madera) hace la función de soporte de la estructura, las bovedillas se sitúan entre viga y viga, y pueden ser de hormigón, cerámica, yeso o porexpán.

forjado sanitario unidireccional

Forjado bireccional

Los forjados bidireccionales, por su parte, están dispuestos, como su propio nombre indica, para transmitir la carga en dos direcciones y no necesitan apoyos en los extremos para realizar esa tarea. De esta manera, la carga se reparte no solo entre los elementos estructurales sino también entre aquellos que no lo son.

Losa de cimentación

En este caso, nos encontramos ante cimentaciones superficiales. Normalmente, se trata de una placa de hormigón apoyada sobre el terreno cuya función es transmitir las cargas del edificio al terreno. Aquí las cargas se distribuyen de manera uniforme, por lo que terrenos asimétricos, irregulares o con poca capacidad portante son los indicados para esta solución, en detrimento del forjado sanitario.

Existen losas de espesor constante y losas nervadas, que son más gruesas según la dirección de muros o filas de pilares. También pueden ser macizas, alveolares, nervadas unidireccionales o bidireccionales…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Estás a un paso de suscribirte!

Déjanos tus datos a continuación:

Responsable » Todo Fachadas Scoop Pequeña Finalidad » Comunicación de noticias y novedades relacionadas con el sector de reformas energéticas de edificios y viviendas. Legitimación » Tu consentimiento. Destinatarios » Tus datos los guardará SiteGround, nuestro proveedor de hosting, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos.

Responsable » Todo Fachadas Scoop Pequeña. Finalidad » Comunicación para la intención relacionada con este formulario. Legitimación » Tu consentimiento. Destinatarios » Tus datos los guardará SiteGround, nuestro proveedor de hosting, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos.